miércoles, 31 de agosto de 2011

El yacimiento de icnitas de dinosauro de la rambla del Tambuc

Ayer estuve visitando un lugar que me dejó vivamente impresionado, tanto por la calidad de lo que encontré como por el hecho de que haya pasado desapercibido para mi durante mucho tiempo a pesar de tenerlo muy cerca. Se trata del yacimiento de icnitas de dinosaurio de la rambla del Tambuc en Millares, provincia de Valencia.

Este yacimiento fue descubierto en 1995 por José Martínez Royo, vecino de esta localidad. Se sitúa a unos 17 kilómetros de Millares, en la carretera que conduce a Bicorp y el acceso está convenientemente señalizado. Costa de unas 400 pisadas muy bien conservadas en el fondo de la rambla y se ha acondicionado oportunamente para su visita, construyendo incluso un pequeño cobertizo donde se halla un panel explicativo. Está dividido en dos sectores, A y B.


Cartel a la entrada del sector B, dónde hay mayor número de icnitas
En cada sector un panel nos ayuda a interpretar las pisadas

El yacimiento tiene una calidad excepcional, tanto por el número de huellas como por la variedad de las mismas, encontrándose rastros de dinosaurios saurópodos, terópodos y ornitópodos. Me parece asombroso que un lugar como éste no sea más conocido, ni siquiera en su entorno próximo, aunque la verdad, quizá sea mejor así.


Centro de interpretación instalado en el sector A

Yendo a lo que nos interesa, el yacimiento data del Cretácico superior, concretamente del Santoniense (hace unos 80 millones de años). En esa época la gran transgresión marina cretácica estaba llegando a su fin, y en los materiales de la Muela de Cortes se registran facies propias de ambientes costeros, concretamente marismas y llanuras intermareales sobre las que caminaban estos grandes animales. Una rápida inspección del lugar y su entorno nos permite descubrir las pistas que nos ayudan a reconstruir este ambiente: laminaciones de algas, grietas de desecación en el barro y, por debajo del nivel donde pisaban los dinosaurios, niveles lumaquélicos con gran acumulación de conchas.


Reconstrucción visual del ambiente donde se originaron las pisadas

Y sin más dejo que las fotografías del yacimiento hablen por sí mismas. Os recomiendo encarecidamente a todos que visitéis este maravilloso lugar y, una vez allí,  viajéis con la mente a un mundo muy diferente del nuestro, desaparecido hace millones de años.

Vista general del sector B, con los amigos Higinio y Alberto de fondo

Vista general de un rastro en el sector B


Huella de un dinosaurio, quizá de tipo acorazado

Huella de un dinosaurio ornitópodo

Nivel con acumulación de conchas

Grietas de desecación

Laminaciones de algas

Por último, quiero agradecer a Higinio Pérez, Alcalde de Millares, y a Alberto Sáez, Alcalde de Cortes, su amabilidad al llevarme hasta este lugar. Y también he deciros que en la zona existen varios abrigos y cuevas con pinturas rupestres neolíticas y que en el pueblo de Millares se ha abierto recientemente un pequeño museo que recoge algunos de los hallazgos del señor José Martínez, tanto en el ámbito paleontológico como arqueológico.

Hasta la próxima, amigos!

7 comentarios :

  1. ¡Vamos a tener que organizar una segunda quedada! ¿Fecha y hora? jejeje
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  2. Helena, no tienes cojo... No, en serio, os llevaré, es un lugar extraordinario.

    ResponderEliminar
  3. Estoy deseando recorrerlo andando, je, je...
    Muy interesante.

    ResponderEliminar
  4. Sí Geno, otros lo recorrieron antes que tú. Quizá un paleontólogo del futuro pueda decir que encontró unas icnitas humanas de un ejemplar que debía tener una lesión en el pie derecho a juzgar por la diferente profundidad de las impresiones de cada pie...

    ResponderEliminar
  5. Hola amigos, soy José Mª Tortajada, uno de los primeros en localizar -junto con Pepe (que fué el verdadero descubridor del yacimiento)- los afloramientos con icnitas. Hay varios en la zona, dos de ellos están señalizados y otros varios de menor relevancia no. El lugar es realmente impresionante... pero lo más asombroso es que posiblemente existan más afloramientos semejantes en la zona por descubrir. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. al menos cinco localizaciones más estan en estudio.

      Eliminar
    2. Siempre he querido recorrer las ramblas que se encajan en las calizas del cretácico superior de la Muela de Cortes, es evidente que en algún lugar hay más icnictas esperando para ser descubiertas.

      Un saludo

      Eliminar

Las opiniones e interpretaciones alternativas o complementarias son bienvenidas ¡Comenta!