miércoles, 31 de agosto de 2011

El yacimiento de icnitas de dinosauro de la rambla del Tambuc

Ayer estuve visitando un lugar que me dejó vivamente impresionado, tanto por la calidad de lo que encontré como por el hecho de que haya pasado desapercibido para mi durante mucho tiempo a pesar de tenerlo muy cerca. Se trata del yacimiento de icnitas de dinosaurio de la rambla del Tambuc en Millares, provincia de Valencia.

Este yacimiento fue descubierto en 1995 por José Martínez Royo, vecino de esta localidad. Se sitúa a unos 17 kilómetros de Millares, en la carretera que conduce a Bicorp y el acceso está convenientemente señalizado. Costa de unas 400 pisadas muy bien conservadas en el fondo de la rambla y se ha acondicionado oportunamente para su visita, construyendo incluso un pequeño cobertizo donde se halla un panel explicativo. Está dividido en dos sectores, A y B.


Cartel a la entrada del sector B, dónde hay mayor número de icnitas
En cada sector un panel nos ayuda a interpretar las pisadas

El yacimiento tiene una calidad excepcional, tanto por el número de huellas como por la variedad de las mismas, encontrándose rastros de dinosaurios saurópodos, terópodos y ornitópodos. Me parece asombroso que un lugar como éste no sea más conocido, ni siquiera en su entorno próximo, aunque la verdad, quizá sea mejor así.


Centro de interpretación instalado en el sector A

Yendo a lo que nos interesa, el yacimiento data del Cretácico superior, concretamente del Santoniense (hace unos 80 millones de años). En esa época la gran transgresión marina cretácica estaba llegando a su fin, y en los materiales de la Muela de Cortes se registran facies propias de ambientes costeros, concretamente marismas y llanuras intermareales sobre las que caminaban estos grandes animales. Una rápida inspección del lugar y su entorno nos permite descubrir las pistas que nos ayudan a reconstruir este ambiente: laminaciones de algas, grietas de desecación en el barro y, por debajo del nivel donde pisaban los dinosaurios, niveles lumaquélicos con gran acumulación de conchas.


Reconstrucción visual del ambiente donde se originaron las pisadas

Y sin más dejo que las fotografías del yacimiento hablen por sí mismas. Os recomiendo encarecidamente a todos que visitéis este maravilloso lugar y, una vez allí,  viajéis con la mente a un mundo muy diferente del nuestro, desaparecido hace millones de años.

Vista general del sector B, con Higinio y Alberto de fondo

Vista general de un rastro en el sector B


Huella de un dinosaurio, quizá de tipo acorazado

Huella de un dinosaurio ornitópodo

Nivel con acumulación de conchas

Grietas de desecación

Laminaciones de algas

Por último, quiero agradecer a Higinio Pérez, Alcalde de Millares, y a Alberto Sáez, Alcalde de Cortes, su amabilidad al llevarme hasta este lugar. Y también he deciros que en la zona existen varios abrigos y cuevas con pinturas rupestres neolíticas y que en el pueblo de Millares se ha abierto recientemente un pequeño museo que recoge algunos de los hallazgos del señor José Martínez, tanto en el ámbito paleontológico como arqueológico.

Hasta la próxima, amigos!
Leer más...

martes, 30 de agosto de 2011

Un comentario sobre la exposición de geología de Cortes de Pallás

Hola amigos. Tras la vuelta de las necesarias y merecidas vacaciones retomamos la actividad en Aventuras Geológicas. Preparaos porque durante el mes de agosto he realizado varias salidas al campo que darán para varios comentarios. Excelente...

Pero ahora quería compartir con vosotros algunas reflexiones en relación con la Exposición de geología de Cortes de Pallás que abrió sus puertas el pasado 1 de agosto.
He de decir que me ha sorprendido favorablemente el número de asistentes, que ha sido bastante continuo a lo largo de los días. Además de ello, me he encontrado con personas que tenían auténtico interés y que durante las visitas guiadas que he realizado formulaban preguntas interesantes e, incluso, visitaban la exposición en repetidas ocasiones para profundizar en algún concepto o contrastar alguna observación que habían realizado en sus paseos por el campo.


Centro social de Cortes de Pallás, donde se aloja la Exposición
Sin embargo, hay algo que empaña la alegría por la acogida de la exposición: con muy escasas excepciones no he visto niños ni chavales en la sala, ni solos ni acompañados de sus padres (algo que me parece esencial). Eventos de este tipo son muy escasos en Cortes (de hecho, son prácticamente inéditos). En lo que a mi respecta, no habría dudado en llevar a mis hijos para visitar con ellos la exposición y emplearla como medio para que conociesen el medio natural y aprendiesen a disfrutar de las actividades al aire libre (independiente del área de conocimiento sobre el que versase el evento).


Un momento de una visita guiada

Las aficiones empiezan a desarrollarse desde pequeños despertando la curiosidad de los niños, independientemente de que luego cada uno escoja a qué va a dedicar su devoción. Me llamó la atención que una de las visitantes, que pertenece al grupo de personas muy interesadas, me dijese que 'esto no se le puede enseñar a los niños'. ¡Pues claro que se puede! ¡Y se debe! Simplificando el lenguaje, acompañados de adultos que ayuden a transmitir el mensaje y, sobre todo, a despertar la curiosidad (antes de que la adolescencia acabe con cualquier asomo de ella).

Hace tiempo que me pregunto porqué la Geología tiene tan pocos adeptos (en el ámbito popular), sobre todo si se compara con otras áreas de las Ciencias Naturales como la Biología, la Astronomía, etc...Quizá la forma de enseñarla en los colegios no es la correcta. Quizá no se hace divulgación como sí se hace en otras Ciencias...Y si no, analícese cuán raro es encontrar un documental de contenido geológico entre el torbellino de monos, leones (y pavos, incluyendo los humanos) de la TV. Quizá no hay un grupo suficientemente numeroso de 'activistas' haciendo ciencia popular en medios como Internet (no hay más que ver el reducido número de blogs dedicados a la Geología que hay en la red). Afortunadamente, creo que todo esto está cambiando. Ahora es posible acceder a series documentales que tratan la Geología y la Historia de la Tierra de una forma atractiva, más allá de los manidos volcanes y terremotos (recomiendo activamente que veáis la serie 'Así se hizo la Tierra', de la que ya hay dos temporadas. Apasionante). También tenemos libros de divulgación como el de Meléndez Hevia: Geología de España, una historia de 600 millones de años. Editorial Rueda. Espectacular. Se está avanzando con los Geolodías y está surgiendo una serie de parques geológicos en nuestro país...


Amanecer en Cortes de Pallás. Una recompensa adicional para el que madruga
 y sale al campo... ¡incluso si no le gusta la Geología!

En definitiva, creo que todos los aficionados debemos esforzarnos activamente por transmitir de forma didáctica y amena lo apasionante de la Geología para romper esta especie de etiqueta de monotonía y aridez que pesa sobre ella, como demuestra aquel lamentable anuncio en el que un profesor, encarnación del aburrimiento,  recitaba con voz aplanada: '...las rocas metamórficas conocidas como cornubianitas - Gutiérrez que le veo - ...'

Ojalá que este blog contribuya en algo a este objetivo.

Un saludo desde las trincheras.

Nota al margen: la Exposición estará abierta al público hasta el próximo 31 de Octubre
Leer más...

martes, 9 de agosto de 2011

Una hipótesis acerca del inusual tiempo de este verano

La diferencia entre el ritmo de las vidas humanas y de los procesos geológicos hace que consideremos a nuestro entorno como algo casi inmutable y estático, sólo de vez en cuando sacudido por lo que llamamos 'catástrofes naturales'. Sin embargo, tales eventos distan mucho de ser excepcionales, más bien son un recordatorio de que la Tierra está en constante cambio y de que lo único que nos permite mantener la ilusión de estabilidad es lo breve de nuestras vidas. Bueno, al grano:

Como veraneo en Cortes desde que nací conozco bien el tiempo que suele hacer aquí. Cuando a finales de julio cayó una tormenta de gran intensidad, más propia de finales de verano que de comienzos, recordé una intuición que tuve esta Navidad, en plena crisis de tráfico aéreo en Europa a causa del volcán Eyjafjallajökull. Entonces pensé y así se lo comuniqué a mi familia, reunida en Dublín: 'ya verás como esto se nota este verano.'


Imagen satélite de la nube de polvo del volcán innombrable. Fuente: Wikipedia

Simplemente estaba recordando otros sucesos semejantes. En efecto, en el pasado ya ha ocurrido que erupciones volcánicas acompañadas por grandes emisiones de polvo en suspensión y gases, especialmente cuando alcanzan las capas altas de la atmósfera, condicionan el clima produciendo años excepcionalmente fríos. (Véase el relato sobre el llamado 'año sin verano' de 1816, cuando el enfriamiento registrado en el hemisferio norte por la erupción del volcán Tambora causó la muerte de millones de personas a causa de las malas cosechas)

No tengo datos en la mano (todavía) para cuantificar lo anómalo de este verano, aunque creo que todos (al menos en España) podemos atestiguar que el verano ha venido tarde, que las temperaturas son más bajas de lo que estamos acostumbrados, de que el número de días de lluvia o nublados se han incrementado...Ahora bien, ¿en qué lugar deja esto a la Agencia Estatal de Meteorología', cuando aplicando esos modelos con lo que pretenden pronosticar nada menos que el nivel del mar dentro de 50 años, anunció que 'Este verano será más caluroso de lo normal'...?

Mucho me temo que esos modelos se basan en datos y parámetros cortoplacistas que ignoran por completo  fenómenos tan poderosos como aquellos que son el objeto de estudio de la Geología (lo cual, por otra parte, tampoco es una novedad)

En fin, la Tierra se tira un cuesco y se viene abajo todo el aparato climático - matemático - computacional de los sabios de la meteorología y el cambio climático antropogénico. Espero que esto nos devuelva, aunque sólo sea un poquito, a nuestro verdadero lugar y dimensión en la Tierra. Hasta la próxima ola de calor, claro.


Leer más...

miércoles, 3 de agosto de 2011

Geología urbana I: Dublín

Con mucha frecuencia donde menos lo esperamos podemos disfrutar de una experiencia en el 'más allá geológico'. En particular,  las calles, edificios e infraestructuras que recorremos a diario nos dan acceso a  lo que se ha dado en llamar Geología Urbana, a la que he dedicido dedicar una serie de artículos.

El primero de ellos trata sobre el centro de comercial de Dundrum, en Dublín. El pasado mes de julio visité a mi hermana Sandra para conocer a mi recién nacida sobrina Leonor. Una de las tardes nos desplazamos al citado centro a pesar de las dificultades de movilidad de Geno (mi mujer) que iba en silla de ruedas por tener el astrágalo roto. Nota al margen: lo confieso, yo tampoco sabía dónde estaba ese hueso maldito.

Mientras las mujeres de mi familia devastaban las tiendas del centro comercial, mi hija Inés y yo nos dedicamos a recorrerlo en busca de algo de diversión. La cosa no pintaba nada bien para mi, hasta que reparé en los fósiles contenidos en el pavimento del centro. Y eso es lo que quiero compartir con vosotros.



Vista general del pavimento del centro comercial de Dundrum


Principalmente se trata de esponjas, ammonites y belemnites, si bien también se encuentra algún que otro braquiopodo. El estado de conservación es excepcional, y permite apreciar multitud de detalles. Allá vamos:


Vista de la cámara atrial de una esponja (dedo de Inés para escala)
Las esponjas son animales, para entendernos, con forma de vaso. El agua penetra a través de las paredes y es expulsada por un hueco situado en la parte superior (la boca del vaso) Durante el recorrido a través de la pared del animal el agua es filtrada para extraer el alimento. En esta imagen pueden apreciarse perfectamente los detalles de la estructura comentada: poros, cavidad y ósculo (a la derecha de la imagen). También de ve como está rellena de un sedimento más oscuro que el entorno, posiblemente debido a su mayor densidad (imaginad, el sedimento y los detritus entran con facilidad por el ósculo pero no tienen fácil salida, por lo que se acumulan en el interior).


Detalle de un ammonites
 Los ammnonites son cefálopodos (parientes lejanos de los pulpos y sepias) que poseían una concha. Se extinguieron al final del Cretácico, junto con muchos otros grupos de animales, como los dinosaurios (fijáos que eso ya nos da una pista para datar esta comunidad de organismos que ahora pisamos). En la foto podréis ver los septos (los tabiques que dividen la cámara espiral y que sirve para distinguirlos rápidamente de otros animales en espiral, como los caracoles). En la cámara mayor y más próxima a la salida vivía el animal.

Belemnites
 Los belemnites son también (o eran) cefalópodos. La parte que suele fosilizar por su dureza es el rostro, que se encuentra en el extremo de la concha.

Sección de un braquiópodo por el plano de las valvas

Los braquiópodos son animales filtradores dotados de dos valvas que se fijan al fondo por un pie. Fueron muy abundantes en el paleozoico pero posteriormente cedieron su supremacía en el nicho ecológico que ocupaban a los lamelibranquios (vamos, las almejas y similares). Todavía quedan representantes vivos de este grupo, aunque ya no son tan abundantes como en el pasado.

Ammonites con marcas de ¿depredación?
En esta última imagen os muestro algo que me pareció llamativo. Casi todos los fósiles que se ven en el pavimento están completos, no fragmentados. Esto es indicativo de que no había corrientes fuertes en la zona. Sin embargo, a este ammonite le falta un trozo de la concha, en la aprte inferior de la imagen. También se ve que el color del relleno es más claro, diferente del resto y más parecido a la matriz exterior. Tiene pinta de haber sufrido el ataque de un depredador que le dio una buena dentellada. Al menos esa es mi hipótesis.

Para terminar. ¿Qué podemos averiguar sobre esta comunidad viviente del pasado? Tras realizar una pequeña investigación en Internet descubrimos que el pavimento tiene la denominación 'caliza del Jura' y procede Alemania. Las canteras se ubican en torno a las localidades de Titting-Kaldorf-Petersbuch. Cronológicamente corresponden al Malm, en el Jurásico.

Y de esta forma, mi afición a la Geología me salvo de una infernal tarde de compras.
Leer más...

lunes, 1 de agosto de 2011

Exposición sobre la geología de Cortes de Pallás (Valencia)

Nada me parece más apropiado que dedicar la primera entrada de este blog a la exposición sobre la geología de Cortes de Pallás que he preparado junto con Amparo Simó y con la colaboración del Ayuntamiento de este municipio.



La idea comenzó a gestarse el año pasado, cuando Alberto Sáez, a la sazón Alcalde y conocedor y sufridor (en muy pequeña medida, nada comparable a mi mujer y mi madre) de mi afición a la geología me propuso preparar una exposición sobre fósiles. Tras reflexionar sobre ello me pareció que era más provechoso y útil para el potencial visitante construir una especie de guía del paisaje, donde los fósiles fuesen un elemento más, junto con una colección de rocas y un conjunto de paneles explicativos.

No en vano, Cortes posee un paisaje espectacular (no hay más que ver la fotografía de cabecera de este blog), configurado en gran medida por su contexto geológico, que si bien, como suele ocurrir con todo lo relacionado con la Geología, suele pasar desapercibido o, como mucho, arranca alguna exclamación de asombro al contemplar la profundidad del cañón del Júcar y las impresionantes vistas desde algunos miradores. Lo cual es, en mi opinión, una lástima, y justifica suficiente la necesidad de esta exposición.

Tras casi un año de trabajo ímprobo y gracias a las impresionantes capacidades de Amparo para el diseño gráfico y la logística necesaria para este tipo de eventos el pasado miércoles 27 de julio conseguimos montarlo todo en su ubicación en el Centro social de Cortes (tarea nada fácil que incluyó el alquiler, a última hora y toda velocidad de una furgoneta para transportar el panel más grande de 2 x 4 m que no cabía en el vehículo previsto).


 Amparo y yo durante el montaje


Geno e Inés aplicadas a la faena

Vista de la sala al terminar el montaje


Y otra vista desde el otro extremo

Por cierto que la exposición incluye como elemento adicional un vídeo sobre Patrimonio geológico elaborado por Luis Carcavilla, investigador del Instituto Geológico y Minero de España, que amablemente nos lo cedió para la ocasión.

Todos los implicados esperamos que sea del agrado e interés de todos los visitantes. Por cierto, estará abierto hasta el 31 de octubre de 2011.

Creo que podremos colgar en la web del Ayuntamiento los PDF de los paneles. Lo comunicaré cuando esté disponible.
Leer más...