viernes, 18 de noviembre de 2011

Las discordancias. Un buen ejemplo en Cabo Cope (Águilas)

Volvemos a la carga para comentar uno de esos conceptos geológicos a los que con frecuencia hacemos referencia y que quizá resulte oscuro para los no iniciados. Se trata de las discordancias. ¿Qué son?

Como ya sabemos, en su origen y salvo ciertos casos particulares como estratificaciones cruzadas (tanto a pequeña como gran escala) los materiales sedimentarios, una vez el agente de transporte pierde energía, se depositan en capas horizontales paralelas. Si no hay ninguna interrupción en la sedimentación y si no median otros fenómenos obtendremos con el tiempo una secuencia paralela de estratos que reflejarán la historia completa del proceso de formación del conjunto (imaginad una tarta con varias capas). Sin embargo, ¿qué ocurre si el proceso no es continuo? Podrían pasar muchas cosas, desde una interrupción temporal en la sedimentación, con lo que nos faltaría un piso de la tarta (hecho conocido como hiato) hasta un proceso tectónico que deforme los estratos ya depositados previamente de forma que los siguientes formen un ángulo con los primeros. Fijaos que en el primer caso no tenemos forma de saber, a simple vista, que falta un piso del pastel ya que todos son paralelos. En cambio, en el segundo, nos llamará instantánemente la atención el ángulo formado entre unos y otros (discordancia angular). Y así, casi sin quererlo, ya hemos introducido el concepto.

Podríamos buscar ahora una definición formal: Una discordancia es una relación geométrica entre capas de sedimentos que representa un cambio en las condiciones en que se produjo su proceso de deposición. Las hay de varios tipos:

  • Discordancia angular: Discordancia en la que los estratos más antiguos buzan (se inclinan) con un ángulo diferente al de los más jóvenes (implica movimientos tectónicos).
  • Discordancia Paralela Erosional o Disconformidad: Discordancia con estratos paralelos por abajo y por encima de una superficie de erosión, la cual es visible.
  • Discordancia Paralela No erosional o Paraconformidad: Discordancia paralela sin superficie de erosión visible.
  • Discordancia Litológica ó Inconformidad: Discordancia entre rocas ígneas o metamórficas que están expuestas a la erosión y que después quedan cubiertas por sedimentos.
Las discordancias son elementos estratigráficos claves para la interpretación de la historia geológica, por eso se hace referencia constante a ellas y por eso considero que es interesante explicarlo, aunque pueda haber resultado un poco pesado. Y ahora, para ilustrar el concepto, voy a presentaros una discordancia angular espectacular que puede verse en las inmediaciones de cabo Cope, Águilas, Murcia.

Las fotografías que os voy a presentar las tomé hace bastantes años en una visita que realizamos a Águilas a casa de mi amigo Jesús Marín. El objetivo principal, en este caso, era disfrutar de los extraordinarios carnavales de Águilas. Pero como ya sabéis, lo bueno de la Geología es que está en todas partes, y en esta zona del sureste español de forma muy interesante.

Cabo Cope es un peñón rocoso que se interna en el mar y que está formado por un cabalgamiento de calizas jurásicas sobre materiales triásicos. Se trata de un buen afloramiento del complejo Maláguide que vale la pena visitar. Los materiales cabalgados son areniscas y filitas en conjunto versicolor. Este cabalgamiento se produjo cuando el desplazamiento hacia el norte de la placa africana atrapó entre ésta y la placa ibérica un pequeño fragmento de corteza conocido como Dominio de Alborán, que de resultas de la colisión quedó soldado a la (ahora) península ibérica. Este choque levantó las cordilleras béticas y a día de hoy aún no ha terminado, como se pone de manifiesto por la actividad sísmica en toda la zona de sutura (recuérdese el reciente terremoto de Lorca, muy cerca de Águilas).


Planta y cortes geológico extraído de la hoja 997 del Mapa geológico de España
 editado por el IGME. En azul las calizas jurásicas, en rosa
 los materiales triásicos y en gris el Cuaternario

Cabo Cope es una zona bastante agreste que, casi por milagro, se ha salvado de la urbanización. La discordancia que quiero mostraros no está relacionada con el cabalgamiento anterior, sino con los distintos ciclos de subida y bajada del nivel del mar acontecidos durante el Cuaternario (periodo que comprende los últimos dos millones de años). En concreto podemos observar un antiguo cordón litoral de edad Tirreniense (entre 200.000 y 85.000 años antes de la actualidad) formado cuando el nivel del mar era superior al actual. Ahora se encuentra levantado a varios metros sobre la superficie y en ciertos puntos del mismo podemos ver un sistema de dunas fósiles con estratificación cruzada y evidencia de raíces de plantas (rizocreciones).


Imagen satélite de cabo Cope. En la parte infeiror de la imagen el macizo jurásico.
En el centro derecha la barra calcarenítica (color amarillo)
depositada discordantemente sobre materiales triásicos

Esta barra y los materiales conglomeráticos transportados por las ramblas y que ahora aparecen también colgados sobre el nivel del mar están depositados en clarísima discordancia angular sobre las areniscas y filitas del triásico. Veámoslo:

Materiales conglomeráticos continentales en discordancia angular
 sobre los materiales triásicos.
En la imagen anterior podéis apreciar perfectamente la superficie de contacto entre ambos conjuntos y el diferente ángulo de buzamiento de los estratos. Observad también como los materiales aluviales han quedado colgados sobre el nivel actual del mar, evidenciando el descenso del mismo respecto al mar Tirreniense. Veamos más:


Un poco más al norte la barra calcarenítica. Fijaos en lo evidente
 de la estratificación cruzada  dirigida hacia tierra y que
 se interpreta como un sistema de dunas fósiles
En las imágenes anteriores las areniscas dan al conjunto su apariencia multicolor mientras que las filitas son de color oscuro.

Detalle de los materiales triásicos
Vista hacia el norte de la barra. Fijaos en la antigua torre vigía
En la fotografía anterior puede intuirse como la barra litoral delimitaba una zona aislada del mar, quizá una antigua albufera ahora colmatada (esquina superior derecha de la imagen)

Detalle de las calcarenitas que integran la barra, ahora afectadas
 por procesos kársticos
Ya podéis ver que el nivel del mar, de constante, no tiene nada.

En fin, ya veis que hay motivos suficientes para visitar Águilas: primero el Carnaval y después la espectacular geología de la zona. Aunque bueno, bien pensado, cada uno que ponga las cosas en el orden que prefiera.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Las opiniones e interpretaciones alternativas o complementarias son bienvenidas ¡Comenta!