lunes, 14 de enero de 2013

El tránsito Triásico-Jurásico en Cortes de Pallás: Epílogo

Actualización: 

[Este artículo es la penúltima de una serie de varios artículos dedicada, en origen, a estudiar varios afloramientos de lo parecía ser rocas del Muschelkalk en Cortes de Pallás. Sin embargo, conforme avancé en la investigación, llegué a la conclusión de que, en realidad, no estamos ante el Muschelkalk, sino ante el Supra-Keuper o Infra-Lías, que se presenta en facies muy similares. El lector advertirá esta circunstancia conforme avance en la serie. El título original de la serie era 'El Muschelkalk en Cortes de Pallás' pero ha sido ha sido cambiado a 'El tránsito Triásico-Jurásico en Cortes de Pallás'. Se ruega al lector que tenga esto en cuenta y que disculpe la confusión que pueda suponer.]

Puede encontrarse la explicación de este proceso de descubrimiento en el último artículo de la serie: El Supra-Keuper (o Infra-Lías) en Cortes de Pallás. ¿Caso cerrado?

Sigue el artículo original.

-------------------------------------------
-------------------------------------------

En ocasiones las ideas han de reposar y su descomposición fertiliza el terreno para la llegada de otras nuevas. Éste parece ser el caso con los afloramientos del Muschelkalk estudiados en los tres artículos previos (pueden consultarse aquí: parte I, parte II y parte III). 

Los materiales está cartografiados como de edad Muschelkalk en la hoja correspondiente del MAGNA50 del IGME (745 Jalance). De ser así se trataría de los materiales más antiguos aflorantes en Cortes. Como ya vimos en el primer artículo de la serie, el estudio sistemático del Triásico medio no se ha acometido sistemáticamente hasta muy recientemente (tanto como los años noventa del siglo XX), principalmente a causa de la inexistencia de buenos afloramientos. La tectónica no ayuda ya que el hecho de que los materiales plásticos del Keuper actúen como nivel de despegue dificulta mucho encontrar cortes continuos. 

Esta situación también se da en Cortes. Durante los últimos tiempos recorrí la zona a la búsqueda de un lugar donde estas rocas estuviesen expuestas de forma lo bastante buena como para permitir una descripción suficiente, y éste parece ser el caso del macizo de Guartipol. En cualquier caso tampoco aquí podemos observar los tres miembros que constituyen el Musch en la cordilleras Ibérica y Costero-catalana: dos carbonatados (M1 y M3) separados por un piso detrítico evaporítico (M2). Las formaciones correspondientes son Dolomías de Landete (M1), Yesos y arcillas del Mas (M2) y Dolomías de Cañete (M3). Tan sólo encontramos una barra carbonatada que no fui capaz de asignar con certeza a ninguna de estas formaciones. 

En un principio atribuí este hecho a las complicaciones tectónicas, en la línea de lo expresado por los autores de la Memoria de la hoja 745. Pero de alguna forma no me quedé del todo satisfecho y el desasosiego interior con esta idea ha ido creciendo alimentado por la reflexión en torno a ciertas ideas:

1. Hay una gran diferencia entre otros afloramientos atribuidos al Musch y el de Guartipol. La mayoría se encuentran distribuidos a los largo del eje del anticlinal en materiales del Triásico superior, verticalizados. Los paquetes de estratos tienen muy poca potencia. La litología es dolomítica, en general, pero se dan también margas y calizas. A diferencia del caso de Guartipol, en algún caso he encontrado moldes de gasterópodos de pequeño tamaño. La textura suele ser micrítica y los colores ocres, amarillentos o blanquecinos

Afloramiento del Musch en el paraje conocido como puntal del Barrancazo
Otro afloramiento verticalizado cerca de la Casa de la Sabina
2. En el caso de Guartipol es difícil atribuir a la tectónica la disposición estratigráfica que se observa. Si bien los contactos de los materiales carbonatados presentan un contacto aparentemente mecanizado con el Keuper infrayacente, se necesitaría una inversión completa de la serie triásica para justificar la disposición del Musch sobre la Fm. Yesos de Ayora, miembro K5 que culmina el Triásico superior. Recuperemos esta imagen del afloramiento:

Materiales del carbonatados atribuidos al Musch (color pardo) sobre los materiales evaporíticos del K5 (blanco-grisáceo) a la derecha. Obsérvese la falla en la esquina superior izquierda
Yeso microcristalino en el núcleo de un pliegue en las dolomías atribuidas al Musch en el paraje conocido como Rumasa, cerca del poblado de Las Viñas
3. El último elemento de duda lo constituye el nivel brechoide y las carniolas amarillentas que aparecen a techo tanto en el afloramiento de Guartipol como en el de Rumasa. Estos niveles no casan con las descripciones de los miembros M1 u M3

Brechas dolomíticas a techo en el paraje Rumasa (Cortes de Pallás)
Carniolas parduzcas que coronan la sucesión en el macizo de Guartipol
A la postre el hallazgo de las carniolas me parece definitivo. La nueva hipótesis es que en el caso del afloramiento de Guartipol (y el de Rumasa) nos encontramos no ante materiales del Musch, sino ante el supra-Keuper o infra-Lías: en particular las formaciones Dolomías tableadas de Imón y las Carniolas de Cortes de Tajuña. Esta solución cuadra con la disposición estratigráfica observada en campo y con la litología de los materiales. 

Para verificar esta idea he realizado una consulta en la literatura disponible y he dado con un artículo publicado en el número 20 de Cuadernos de Geología Ibérica, en 1990: "Facies carbonato-evaporíticas del Trías Superior y tránsito al Lías en el Levante español: nuevas precisiones estratigráficas", por A. Pérez-López et.al. En él se pone de manifiesto que, efectivamente, los contactos entre las Dolomías tableadas de Imón y las facies evaporíticas del Triásico terminal suelen estar mecanizados, incluso cuando la secuencia estratigráfica es normal. También se revela que, a lo largo del valle de Ayora, varios afloramientos del supra-Keuper han sido confundidos con el miembro carbonatado superior M3 del Musch.

Este nuevo material prácticamente me ha convencido de que, al menos en el caso de estos dos afloramientos y en particular en el Guartipol (que hemos estudiado en detalle) estamos observando el tránsito entre el Triásico y el Jurásico, siendo las carniolas la única presencia de este última serie en todo el término de Cortes de Pallás.

Sin embargo, dada la dificultad que presenta el estudio de estos materiales esta vez no me precipitaré. Tengo previsto acercarme a analizar el afloramiento sobre el que se asienta el castillo de Ayora ya que está formado por las formaciones Imón y Cortes de Tajuña. Espero que tras ello pueda ser más tajante en mis conclusiones, lo que supondrá, de entrada, el cambio del título de la serie y, además, continuar con la búsqueda de nuevos ejemplos del Musch.


(Si este artículo te ha resultado interesante, considera la posibilidad de compartirlo)

2 comentarios :

  1. Desde luego, nada fácil. Voy siguiendo tu investigación sobre este asunto, y me parece interesantísimo cómo poco a poco vas obteniendo las piezas de este enrevesado puzle, y las vas colocando en su sitio.
    Es lo más parecido a una investigación forense. Enhorabuena, y gracias por compartirla.
    Saludos

    ResponderEliminar

Las opiniones e interpretaciones alternativas o complementarias son bienvenidas ¡Comenta!